Consultorías: Agregando valor

Cada vez es más frecuente la solicitud de asesorías y consultas, herpes antes de tomar una decisión de inversión inmobiliaria. Este fenómeno es natural si se piensa que el producto ‘bien raíz’ requiere, information pills por pequeño que sea, pilule de millones de pesos para su materialización. (escrito para Portalinmobiliario.com, 15-01-2008)

consult.gifLa necesidad de asesoría es un ítem cada vez más imprescindible a la hora de comprar una propiedad. Los ejemplos abundan, ya que las posibilidades son variadas y múltiples. Desde una vivienda antigua con opción de subdividir y obtener renta por los departamentos resultantes, hasta un predio agrícola con potencial turístico o con proyección de expansión urbana para la ciudad. En todos estos casos, una asesoría oportuna y efectiva puede marcar la diferencia al valorizar el bien raíz. Ante la diversidad de escenarios, se requiere una decisión técnica y específica para cada situación, con un apoyo especializado y específico.

La necesidad de conocimientos, experiencia, contactos o análisis de mercado, por ejemplo, muchas veces sobrepasa las capacidades de los ejecutivos de empresas o inversionistas inmobiliarios, lo que podría redundar en tomar una resolución apresurada o, incluso, perjudicial para el futuro del proyecto. Y es que las mejores decisiones se toman con la mayor cantidad de factores de análisis a disposición y la claridad necesaria para evaluarlos.

En ese sentido, las consultoras ayudan a los clientes, inversionistas y empresarios que no cuentan con la experiencia o el personal capacitado para resolver esos dilemas. Una mirada ‘desde afuera’ clara y fundamentada, puede determinar un antes y un después, con respecto a la productividad, al crecimiento, a las relaciones y a la calidad del proyecto en un futuro próximo.

Las tareas de un buen asesor

Para quienes otorgamos este apoyo profesional es fundamental integrarnos con nuestros clientes, ser sus socios en la solución de sus desafíos y en la mejora de su desempeño, acompañándoles en sus metas y objetivos. La consultora va aportando la metodología y las capacidades de solucionar los variados requerimientos de cada propuesta.

La búsqueda de soluciones integrales para un cliente incluye proporcionar diversas variables, ya sea en temas legales, de estrategia, estudios de mercado objetivo, organización de nuevas áreas, y los más variados procedimientos que involucran capacidades diferentes. Las consultorías son un servicio prestado por una o varias personas independientes y calificadas en la identificación e investigación de problemas, lo que se relaciona con política, organización, procedimientos y métodos.

Los escenarios del negocio inmobiliario cambian a menudo, por lo que quienes asesoran deben revisarlos constantemente para generar elementos de valor que les permitan volverse más competitivos. Por ello, dichos profesiones son evaluadores del cambio y ayudan a que los ejecutivos y desarrolladores inmobiliarios se convenzan de la necesidad de la reinvención constante.

Frente a un escenario en constante cambio, los problemas llegan a menudo. Muchos inversionistas suelen tomar una consultoría en ese momento, pero lo ideal —y es lo que muchas empresas hacen— es que se adelanten a los futuros escenarios. Cada vez los inversionistas inmobiliarios están entendiendo mejor la necesidad de contar con asesoría. Este mercado ha tenido un rápido crecimiento en las últimas décadas. En Europa, hace unos 15 años era de un 25 a 30% anual, y en USA, en el 2003, esta industria facturaba del orden de los US $ 100 mil millones en una década.

Las consultoras aportan su experiencia, conocimiento, eficiencia, rapidez y objetividad para abordar un problema, lo que permite generar valor al proyecto. Ello finalmente significa que éste desarrolle más sus ventajas competitivas, en su posición de liderazgo, costos, diferenciación, calidad e innovación.

Pero más allá del valor e importancia de la asesoría, es clave que parte de los conocimientos aportados queden en la empresa u organización. Eso requiere del involucramiento ejecutivo de la empresa, porque el consultor va con una idea, con un planteamiento y, eventualmente apoya su implementación, pero al final, quien resuelve es el gerente o el ejecutivo de la firma.

2 comentario(s)

Siga los comentarios por RSS 2.0 feed. Siéntase libre de agregar un comentario

  1. feb 2, 2008 20:02 Diego Alvarado said:

    Hola, soy diego estuve en sus clases y ahora me encuentro trabajando para una consultora, donde me he dado cuenta de la importancia de estar al tanto de lo que sucede en el mundo, lo felicito por este espacio de información y sobre todo para debatir temas urbanos, por eso, me gustaría que comente acerca del actual momento económico en EE.UU, y como este afectaría al mercado inmobiliario en chile.

    Saludos

  2. ago 1, 2008 10:30 Silvana Dri said:

    Buenos días, después de leer el artículo se me plantea la duda, es posible que los ciudadanos comunes tengamos acceso a este tipo de asesoría?, es muy costoso o solo es posible recurrir a estos servicios a las grandes empresas que hacen grandes inversiones. Estoy muy interesada en el tema.
    Muchas gracias!!!!!

Me interesa su opinión, comente este artículo